jueves, 30 de abril de 2009

Cuando ellas hablan y explican sus cosas


El ultimo sábado despues de haber cenado con toda la peña, salio aquello de cómo se excitan la mujeres, y ellas empezaron a contar sus cosas, como...“A mi me gusta que me haga esto y lo otro” --decía una de ellas--, “A mi notar que los hombres me miren el escote me excita”-- opinaba la otra--, la mas recatada explicaba - - “Que lo que mas le ponía era que le besaran y chuparan la espalda, y también ser toqueteada en la parte del ombligo”.

En definitiva que escuchando todas esas explicaciones…yo si que me puse cardiaco, y los demás compañeros me imagino que también.

Fue una de esas noches largas de verdad

7 comentarios:

Carmina dijo...

pues la verdad es que si te imagino cardiaco, posiblemente demasiado. Y es que como ahora las feminas ya no tienen recato al hablar, no comprenden que sus antagonistas se ponen con tan solo imaginar... ale espero qeu no tengas noches tan largas

Isi dijo...

Bueno, esas conversaciones, a parte de para ponerte cardiaco, sirven también para aprender cosas del sexo opuesto, no???...porque seguro que algo aprendiste...¿¿o estabas tan cardiaco que no atendías?? jeje.

Besos y que pases un buen fin de semana largo...

Ignacio Reiva dijo...

Que ser maravilloso que resulta la mujer...

janys dijo...

Bueno, yo te puedo decir que esas conversaciones suceden frecuentemente en mi grupo, con mis amistades; se tornan las tardes interesantes. Lo que nos excita es tan diverso; las mujeres somos difíciles, es menester de ustedes encontrar el punto exacto. Te mando un beso y un fuerte abrazo. Hasta pronto.

marinera dijo...

Bueno, yo siempre me encuentro en el bando opuesto, me reuno siempre con hombres, nunca con mujeres, y te puedo decir que lo mío es para parirse el culo, cardiaca no me ponen no, pero reirme me rio sin parar
Un beso

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Te aconsejo que no tomes muchas grasas y le quites todo el tocino al jamón, no vaya a ser que te suba el colesterol...

Cuídate, que con esas conversaciones... ¡jamón, jamón!

Esperanza dijo...

Pobrecillo mí Carlangas... Tú ve tomando apuntes que eso es bueno.

Besitos...