jueves, 2 de abril de 2009

¿Será que tengo manos de hierro?



Veréis, resulta que todo lo que toco se me rompe con mucha facilidad, y me dura muy poco.

Hace pocos días me regalaron un llavero que llevaba colgando una linterna pequeñita que hacia un haz de luz tipo láser, verde brillante muy bonita, supongo que su utilidad era para indicar puntos en un mapa o pizarra…tipo a esas varitas que se usan para puntear en pizarras o mapas, pero en plan luminoso.

Pues a la hora de tenerla ya no funcionaba…la desarme, me salieron las pilas, la bombillita diminuta que casi la pierdo al salir disparada por culpa de un muelle pequeñín que había dentro, y al mis momento también salio disparado un cristalito tipo lupa…miro y remiro soplo dentro del tubito … le doy unos golpecitos para ponerla a tono, y al montarla, todo aquello que había salido tan rápidamente ya no quería entrar dentro del tubito, sobraban piezas a mogollón, parecía cosa de magia, abandone por agotamiento y nerviosismo.

A veces buscando en mis cajones…que siempre están revueltos de potingues que no sirven para nada, pero que uno conserva con mucho cariño sin saber el por que, vuelvo a encontrar ahí tirada la linternita, e intento otra vez montarla, pero no hay forma…sobran piezas o falta espacio en el tubito

Una vez…Me regalaron un reloj cronometro, no solo indicaba la hora, también indicaba las fases de la luna y el lado de la calle en que podías aparcar el coche…sino que, además de todo eso!!! Uno podía zambullirse con el en el agua¡¡¡

Pero pensándolo bien para que quiere uno bañarse con un reloj de pulsera…a no ser que seas un naufragio, y llevaras el reloj puesto cuando ocurrió la tragedia.
Pero pienso, ¿Que ventaja tiene para el naufrago saber la hora que es?-… Si uno sale con vida de la aventura todos los periódicos le preguntaran ¿a que hora sucedió?, y si no sale vivo, entonces… ¿para que quiere el reloj?

Estos relojes son tan caros que siempre antes de zambullirte piensas en quitártelo, pero un día decidí no quitármelo y zambullirme con el.
Al cabo de media hora ya había una gota de agua debajo el cristal…no creáis, que era pequeña, era lo suficientemente grande para molestarme.

Naturalmente mi hermana me dijo sonriente ¡¡A ti, te tenia que pasar!!

La misma opinión me de dio el especialista donde lo lleve para consulta - - que me dijo - - Señor que esas cosas no ocurren jamás.

Pues a mi si que me ha sucedido…¡¡¡y me empieza a preocupar!!!

5 comentarios:

Carmina dijo...

lo que me he podido reir, chiquillo si es que lo que no te pase a ti no le pasa a nadie, pero bromas a parte lo de las linternitas si te vuelve a pasar ni se te ocurra desmontarlo nunca mas, yo no se la de piezas que tienen esos cacharros ni que chino concienzudo las monta pero nuestra paciencia no esta a prueba de esos menesteres y asi nos van nos sobran piezas, y al hilo de esto me acuerdo de una noche en que en fiestas del barrio todos los amigos de mi marido y novias y mujeres incluidas fuimos a cenar a casa mi suegra qeu todavia no lo era, porque yo solo era la novia de mi marido, jjaja tremendo embrollo he montado, bueno total chatin que llega la hora del cafe y mi suegra no podia meterlo en el termo, y muy ufano un amigo de mi marido le dijo traiga seña que yo se lo arreglo, bueno una hora despues todavia estabamos sin cafe, con el termo desmontado y cada vez que montabamos aquel trasto nos sobraban mas piezas, total que cafe no tomamos no al menos en casa de mi futurible suegra, pero reirnos, hasta que se nos desencajaron las mandibulas... asi que quien no se consuela es porque no quiere...besotes chato y tremenda presentacion la de las fotografias, por cierto de donde sacas tanto tiempo para experimentar rejoio?

Isi dijo...

A mi hermano le pasa exactamente lo mismo, cosa electrica que se compra, cosa que se le rompe, que viene defectuosa o que increíblemente no viene en la caja....

Yo siempre le he dicho que lo que le pasa es que es gafe, otra explicación no le encuentro.

Así que, paciencia porque a mi hermano le duró una buena temporada, pero últimamente parece que ya no le pasa...así que, piensa que es una temporadita, a ver si así...

Besos

janys dijo...

Mi hermana menor tiene manos de estómago; es decir, todo lo que toca se desvanece; parece que te pasa lo mismo. Yo creo aun no amas porque no me ahs conocido, jajaja. Te mando un beso. Hasta pronto.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

No sé si te vas dando cuenta de que todo aquello a lo que le pones la mano encima se va averiando. Ten cuidadín dónde tocas, ¡que se puede averiar! Si hay algo que valores muchísimo y no deseas estropearlo, antes de tocarlo llama a alguien y dile: ¡Houston, Houston! ¡Tenemos un problema! Ya sabes…

Esperanza dijo...

Ohhh diablos!!!


Tengo media hora intentando dejar este puto comentariooooo grrrrrrrr.

Ya me he enfadaooo

Nada que a mi también me pasan esas cosas (lo que queria decir ya no lo quiero decir maldito bloguer joerr)No tú Carlitos la plataforma.