lunes, 4 de mayo de 2009

Alcohol,Medicamentos y Magnetófono

Photobucket

Ayer alegre de alcohol, y armado con mi magnetófono de bolsillo emprendí una caminata por los alrededores de un bosque cercano a nuestra zona.

Al siguiente día, o sea hoy, me estoy divirtiendo oyendo la reproduciendo de lo que se había registrado, no se si estaría muy castaña, pero ahí esta lo que se grabo:

… No mas, gracias, mire que pequeñas anginas me están saliendo… En fin cree usted que es el tiempo… No se me quitara de la cabeza la idea de que con esos trucos atómicos no dejaran títere con cabeza… En fin vaya hasta la vista vaya (aquí ruidos de claxon, silbidos, frenazos distintos)… Los pasos de peatones, ¿no?... ¡Cómo todo el mundo!... Pero ¿Qué estas haciendo Pedro? Mira ya sabes, Cristina la de la feria que es cover-girl y le dan 100 Euros del ala por foto… ¿Divertido verdad? ¡Ah señor no empuje!... No faltare señora… ¡Pelmazo!... A sus pies señora… ¿Ya ha visto su ministerio?... Hubieran debido meter más…

Y es que, durante el paseo me quede dormido por la cantidad de alcohol y medicamentos ingeridos…¡¡digo yo!! que el grabador quedo funcionando solo y grabando todo lo que estaba a su alcance… total que ahora estoy intentando descifrar el significado de lo grabado

NO BEBAIS SI TOMAIS MEDICAMENTOS PARA LA GRIPE…SIGO DE BAJA

4 comentarios:

janys dijo...

Hola Carlos; qué divertida situación! me encantaría hacer lo mismo un día, perderme en mi ciudad y grabar sus sonidos. Claro que nadie sabrá lo que me comentaste, no te preocupes, te quiero igual; Eres genial, te mando un beso guapo y hasta luego.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Con medicamentos, alcohol y magnetófono, dispuesto a grabar, ¿qué se pueden obtener? ¿Sonidos embriagadores?

Cuidado con las mezclas, que como aquella del vino y el queso no hay ninguna que la supere.

out of the mist dijo...

lol...si me recuerda a una situación parecida...pero fue con antibióticos y scotch...ui ni te cuento...para olvidar!!!
besos

Esperanza dijo...

Sigues de baja mijito??? Por Dios... Un roncito seco a temperatura ambiente sí que se puede beber, es lo que dice mi abuela.

Besos.