domingo, 1 de marzo de 2009

Los amigos desconocidos


Hay personas que cuando estas discutiendo con otras, de temas sobre la política actual, te abordan y te descontrolan. Estábamos un grupo de compañeros discutido de política, y todos íbamos explicando las formulas mágicas que se han ido recogiendo durante el transcurso de esas pasadas semanas. Todo estaba estupendo hasta que de pronto, entra en el grupo uno de estos que alguien conocerá, y agarra a Julio por las mangas del jersey diciéndole:

__Si esto es así… ¿que opinas del paralelo de Greenwich?, inmediatamente nos quedamos todos “paralelados” totalmente.

Mi hermana que siempre esta atenta a todo lo que pasa en las reuniones, y también de mis “pequeñas aventuras” sabia muy por encima, de las revelaciones que me había hecho un experto en cuestiones asiáticas; un diminuto coreano me contó las extraordinarias aptitudes de los camellos coreanos, que causaron una gran sorpresa a unos cuantos de nuestros diplomáticos una noche en Corea. (Solo andan de noche y, cuando encolerizan, segregan un líquido tan maloliente como negruzco.)

Mónica me dijo, pues, era en ese momento psicológico, cuando estábamos todos paralelados con el fulano de Greenwich.

¡¡¡Carlos!!! ¡¡¡Cuéntale a este señor la historia de los camellos!!!

Cuando ya estaba dispuesto a contar la historia, y dispuesto a luchar contra los paralelos, y tambien contra el mismísimo señor Greenwich.

Aquel, "aun no conocido", viene hacia mi amenazante, y herido, para que le cuente rápidamente mis pensamientos; es entonces cuando me desconcierta, y se me desparraman todos mis camellos por el cerebro. Mis manadas de camellos… ¿marchan de día o solo de noche? ¿Y de donde vendrán?...total que se desbocan en una huida desesperada por mi cerebro. Ya no tuve ganas de contarle nada al desconocido amigo...pensé: alguien lo conocerá…o será uno de esos que se apuntan a todas las bodas, sin ni siquiera conocer a los novios.

Miran si son impertinentes esto individuos que aun nadie sabe con quien vinieron a la reunión de amigos, se supone que serán amigos de amigos y con muy poca educación

Veréis que seguido al incidente anterior, me decido a contar mi accidente en automóvil…pues bien, empiezo a contar mi accidente en automóvil, pero en realidad quien lo acaba contando es otro.

He aquí con exactitud como va todo…

--Circulaba en plena noche por la carretera que va desde la Autopista A7 hasta Blanes.
Llovía a mares…De repente el coche me hizo un bandazo y giro dos veces sobre si mismo.
--Tres veces --- puntualiza mi interlocutor al que no recordaba haber tenido a mi lado en el momento del accidente.

--¡¡¡Dos veces!!! – tuve que repetir, con voz dura y firme

Supongo que vosotros también conoceréis algún que otro element@ de este estiló

6 comentarios:

Flor dijo...

Debe ser la hora, pero a mí no me quedó muy claro

Bona nit, preciós.

Esperanza dijo...

ajajajja... De estos hay en todas las reuniones, creo que vienen con los pasa-bocas jajajaja.

Un beso y feliz semanita muchachon.

Carmina dijo...

waooooooooo que forma de entremezclar temas, por dios menos mal que estoy acostumbrada a leer con varias tramas, pero que tendra que ver la politica actual con el dichoso paralelo, el paralelo con los camellos coreanos y estos ultimos con tu accidente de coche y otra cosaaaa y porque metio aquel baza en tu accidente es que iba contigo en el coche?, nunca he entendido a esa gente que se pasa de lista y se mete en las conversaciones de los demas...ver para creer...besos

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

En las farmacias venden:

1.- Esparadrapo

2.- Tapones para los oídos

Sírvete a tu gusto.

Isi dijo...

Yo nunca he dado con uno de estos, creo....quizá tire piedras sobre mi mismo tejado, pero creo que alguna vez he sido yo la lista que tó lo sabe, pero juro que el día que me pasó (del cual me estoy acordando ahora), fue porque estaba pensando en otra cosa y yo cuando me desconecto, lo hago con todas las de la ley...y luego pongo el oido y hablo sin conocer....en fn, que mejor me callo, que me estoy liando y no sé salir de esta...

eeeeh...no, no conozco a nadie así...ejem....

Besitos Carlos!!!!!!

Carlos dijo...

Yo también voy de espionaje…pero con una cámara oculta de cuarenta euros, será tan barata que no me llega la imagen a mi PC…
Intento saber quien es el capullo que hace pintadas en la puerta del ascensor en el rellano del parking…es un sitio muy cerrado y no llega la imagen, tendré que seguir pensando en otro sistema o comprar una cámara como Dios manda.
Ponte las pilas cuando vayas por las calles de Madrid, que hay mucho pirado al volante
Besos de un aprendiz de espía