lunes, 11 de mayo de 2009

Ayer un domingo completo

Como ya es costumbre de otras veces…ayer domingo fui invitado por Sonia a la finca que tienen sus padres, y que creo son ya la tercera generación en la propiedad

Os preguntaréis… ¿Quién es Sonia?...pues con ella nos conocemos desde cuando teníamos seis años e íbamos los veranos a un pueblecito de la playa cerca de Barcelona (Vilasar de Mar), y hasta hoy continua nuestra gran amistad

Veréis que Sonia vive con su familia en esa finca que tiene muchas hectáreas de terreno, y lo que me impresiona son la cantidad de árboles que la rodean, con los diferentes jardines que van adornando los contornos por los que uno puede ir paseando…desde la entrada de la finca hasta llegar a la puerta principal de la casa, habrán como unos ciento cincuenta metros.

Al llegar cerca de la puerta oigo a Sonia que me llama ¡¡Carlos!!...
Estaba guapísima, e iba vestida como para ir a celebrar alguna cosa, lo cual me extraño, y es entonces cuando me dice:

--No has traído otras ropas más apropiadas, ¿verdad?

--¿Ropas apropiadas? –Exclame, un poco asustado--¿Qué? ¿Ha ocurrido alguna cosa?

--¡¡No, no!! - -Me refiero a ropas apropiadas para ir a la iglesia.

--¿A la iglesia? –Exclame con asombro—
¿No pretenderás ir a la iglesia en un día tan radiante como el de hoy? Estaba seguro de que querrías ir al río, y luego jugar al tenis, como todos los domingos que he venido

--¡¡Si! - -respondió - - A Lourdes (amiga de Sonia) y a mí nos gustaría, pero ahora tenemos una nueva cocinera que es Ecuatoriana, y un poco estricta en sus ideas religiosas

--¿Y os obliga a ir a la iglesia cada domingo por la mañana? - - pregunte--.

--Me respondió - - Es que a la cocinera le parecería extraño que nosotras no fuésemos, de manera que desde hace dos domingos vamos, solo por la mañana y solamente una vez nos lío por la noche.
Luego por la tarde vienen algunas amigas de su pueblo natal y cantamos un poco. No me gusta ofender los sentimientos de nadie, y la verdad no puedo evitarlo.

--Con esta explicación me quede perplejo - - y le dije- - Déjame una americana de tu padre, aun que me vaya un poco grande ya me doblare las mangas.

--¡¡No!!-- me dijo moviendo un poco la cabeza. La escandalizarías y pensaría que es una mofa…Es culpa ¡¡MIA!! lo se…Creí habértelo dicho cuando nos telefoneamos

--Entonces a Sonia se le ocurrió una idea:
--¿Te importaría mucho fingir que estas enfermo y quedarte en cama, por un solo día? - -me dijo - -

--Le conteste que yo no quería tomar parte en este juego, y que tampoco deseaba estar todo un domingo en la cama aburrido, que me diese la americana y los pantalones de su padre que ya me las apañaría.

--Salí hecho un cromo de payaso, todo el mundo me miraba, ya que la americana y pantalones me estaban holgadísimos…

Pero tengo que decir que la cocinera Ecuatoriana y todas sus amigas del pueblo, dijeron que fue el mejor domingo de su vida, que tendríamos que repetirlo más veces.

Nunca se sabe donde esta el punto limite

5 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

En la vida hay ocasiones en las que tenemos que hacer algo que no nos gusta y al final nos alegramos. No se sabe dónde saltará la liebre.

Carmina dijo...

pues no me hubiera importado para nada verte hecho un cromo... que buena la cocinera imponiendo leyes, todos para la Iglesia por no ofender los sentimientos de la buena mujer... pero ya ves al final salio redondo..besotes wapo

janys dijo...

Hola Carlos; para mí que te viste guapísimo y no nos quieres decir; qué bueno que les hiciste el domingo feliz a tus amigas, eres un sol, te mando un beso.

Estrella Altair dijo...

No sé que decirte.. Carlos.. soy un poco rebelde ... y ir a misa por que una cocinera lo imponga..... como que no....bueno ni que sea cocinera.. ni ministra......

De todas formas... fuiste formal... acediste.. te doblegaste y lo pasaste bien...

A veces no ser rígido.. es lo mejor....yo tambien lo hago... muchas veces .. quizás mas de las que me doy cuenta.

Un beso

Esperanza dijo...

Ajá... ¿Y porqué el mejor domingo, qué les hiciste? Preciosos los arboles.