sábado, 9 de mayo de 2009

Sigo con mi baja

PhotobucketPor todos es sabido, que los más sencillos y más anticuados remedios son los más eficaces que todo el arsenal que hay en las farmacias.
Esto es lo que me ha hecho creer mi amigo Tomas (Tomasin…el hipocondríaco que siempre se esta analizando minuciosamente sus dolencias)

Después de probar diferentes mejunjes caseros para curar mis dolencias gripales, estomacales, y la horrorosa tos que tengo, decidí ir a ser visitado por mi amigo Antonio, que estaba ejerciendo la medicina general desde hacia dos años.

Le explique a el y a su enfermera lo mal que me sentía al levantarme por las mañanas, y Antonio nos contó lo mal que se sentía el al acostarse.

Antonio me dijo…que el se imaginaba siempre que esta enfermó; pero que en realidad a el nunca le ocurre nada… ¿Supongo que me entiendes?

Y yo le respondí en un plis plas

Mira, chico…No voy a hacerte perder el tiempo explicándote lo que me pasa. La vida es breve, y quizás estarías muerto para cuando yo concluyera con mis explicaciones.
Más vale que te diga lo que no me ocurre y terminamos antes… No tengo caries, ni dolor de muelas. Todo lo demás, si lo tengo.
Y le explique cómo había llegado a descubrir todas mis enfermedades

Total que me hizo sacar la ropa para echarme un vistazo por dentro, me agarro por la muñeca y, cuando menos lo esperaba me dio un golpe en el pecho…luego restregó su mejilla contra mi espalda. Seguidamente se dirigió a su mesa y extendió una receta que me entrego doblada. La guarde en mi bolsillo, y me fui sin abrirla,

Me encamine a la farmacia más cercana y se la entregue al farmacéutico. El hombre la leyó y me la devolvió diciéndome que no podía atenderme.

Le pregunte: --¿No es usted farmacéutico?—

--Soy farmacéutico. Pero esto es una receta de supermercado.

Lei la receta y decia:
1 bistec de 250 gramos con una cerveza
Cada 6 horas
1 paseo de 10 Km. cada mañana
Y a la cama cada día a las 11 en punto de la noche

Y no atiborres tu cabeza de cosas que no entiendas.

Seguí todas sus instrucciones, con feliz resultado… a los pocos días le llame para darles las gracias por mantenerme en vida hasta el día de hoy

6 comentarios:

janys dijo...

Que extraño tu amigo el médico pero a veces lo que nos hace falta es menos estrés, más descanso y ganas de ver la vida con ojos misericordiosos. Cuídate guapo; un beso para tí.

Estrella Altair dijo...

Sencillamente...

.. permitemé..... "cojonudo"...

... lo entiendo y lo comparto...

no se puede ser mas directo.. ni mas claro....

Vive y deja vivir.

Felices dias.

janys dijo...

Carlos querido; infinitas gracias por tus bellas palabras; espero que estés mejor y que pronto publiques una nueva entrada. Me encanta tu música. Un beso guapo.

Isi dijo...

Añado a la "receta", una manzana y un zumo de naranja...es lo que hace que yo esté mejor cada día, aunque no tenga tiempo para andar tantos kilómetros.

Besitos y una muy buena entrada, me ha encantado.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Se nota que el médico era de Medicina General y no especialista. En este último caso, te habría recomendado que los 10 km los hicieses corriendo y así te curas más rápido.

El bistec era de jamón. No hay duda.

Esperanza dijo...

Qué amigos tienes mijito!!!!