viernes, 30 de enero de 2009

Eduardo me visita

Hará muchos meses que se presento en mi apartamento mi amigo Eduardo con un montón de trastos…

--Vengo a tomar café con mi amigo - -me dijo- -

A los cuatro días dijo que ya se iba, tomo todos sus trastos y se encamino hacia la puerta, pero entonces miro atrás, regreso a la sala y descargo todo lo que se llevaba.

--A pesar de todo no me voy - -dijo --

Yo le pregunte por que no. Y Eduardo me contesto: Acabo de recordar que no tengo donde ir, voy a quedarme el resto de la semana.

Pronto hará ya un año y dos meses que se a tomado mi casa como suya, se come todo lo que pilla, incrementa mi cuenta de teléfono, hace agujeros de quemaduras de cigarrillos en los muebles, solo el usa mi equipo de música e inclusive la cafetera. Cuando vienen sus invitados les da permiso a todo, insulta a los míos y nunca deja de quejarse. Tiene complejo de insomnio, es un gorrón y un lunático.

Como esto no se cuanto puede durar. He decidido vender la casa y no perder un amigo

Mi amigo Eduardo siempre cree que lo que hace es lo más normal del mundo, tomándose las cosas tal como le vienen, sin más.

Si alguien le ofrece ayuda, su respuesta más inmediata es:

--Hazme un favor: no me hagas un favor.

Pero si era el quien pedía un favor todo era correcto y normal. Si tenía que decantarse hacia una parte –la suya—

Llegue a comprender que la amistad con Eduardo era la más gratificante que uno puede conocer.

Vendí el apartamento y con gran disgusto por mi parte me tuve que despedir de Edu, una enorme pena entre mis venas, ya que es y será un gran amigo para siempre.

La despedida fue que me invito a una magnifica cena, que al final tuve que abonar como era de imaginar…fue un flop para los dos.

Me traslade a mi antigua vivienda familia, con mis padres y hermanos…un nuevo flop.

Imposible dormir…pensamientos, insomnio, reflejos, ruidos, sobresaltos, angustias y un sinfín de etcéteras.

Pierdes una casa, pero ganas un amigo.

En casa de lo padres las cosas son diferentes que estar solo en tu propia casa

Si llegas a casa para comer muy pronto te ponen pegas por que vas tan pronto, si llegas tarde también hay lío… ¿Dónde vas tan tarde?

--¿Creéis que vengo de divertirme?...pues ¡no!

Mónica me ataca con --¡Ah, por favor! Cuando se tiene tiempo de ir a los baños turcos…

--¿A los baños turcos?—replico indignado

-- Mónica--¡Si claro! ¡A los baños turcos! Ricardo te ha visto allí. ¡Y desnudo!

Cabreándome le digo:--¿Cómo quieres que este en los baños turcos? ¿Vestido con smoking?

--Pero si que te han visto allí…

--¿Y que?

--Pues que tu eres el único que no da palos en esta casa--dice Mónica con mucho cabreo

-- Atacado como una fiera acorralada, le digo: ¡¡¡Los baños turcos, los baños turcos!!! ¿Qué tienes contra los baños turcos?...Si alguien te oye creerá que soy un potentado que sale de los baños turcos para regresar a su harén.

¡¡¡Todo este tinglado por un simple baño de vapor que me han recetado!!!

--¡¡¡Pensar que en Suecia y Finlandia se toman cada día su baño de vapor!!!

--¿Acaso estamos en Suecia?

--Para romper el tema les pregunto: Bueno, ¿y que hay para comer?

--Mi madre con mucha dulzura, me dice que hay ternera con setas

--Me horroriza la ternera en salsa

--A ti todo te horroriza. ¡¡¡Ya no sabemos que hacerte!!!...Grita Mónica.

--¿Tendré que deciros las cosas mil veces más y apuntarlo en la nevera? Cosas sencillas, como huevos duros, una chuleta, arroz… ¡Creo que no soy tan difícil!

--Bueno, comete lo que lo que hay en el plato y ¡Calla! - - dice mi hermana - -

--¡Oye, esto que flota en la salsa será la ternera! ¡¡¡Y además hay para diez!!! ¿Habíais invitado a alguien más?

--¿Habrá arroz al menos?

El arroz parecía goma de pegar…Suena el teléfono

--Fenomenal—Se diría que la gente espera que uno se siente en la mesa para llamar por teléfono…Ya podrías pedir que instalen un hilo mas largo ¡mama!

El otro inconveniente de no vivir solo y estar a tus anchas a todas horas, es cuando ya decides irte a la cama y tienes que compartir habitación con tu hermano el pequeñajo.

Siempre desconfié del peque, pero en particular aquel día que se compro un comic lleno de colorines.

Entonces sus metamorfosis fueron siempre repentinas y terribles.

Por ejemplo: en tales momentos, abandona sus juguetes atómicos, se convierte en el Capitán Garfio.

Sus vocabularios siempre son de piratas y galeones.

--¡Truenos! - - grita--, ¿Quién me ha birlado el impermeable?

Todas las cosas le parecen chipén, y de pronto se cree el caudillo de todas las cosas e imperios nuestra hermana Mónica le sigue el juego, y replica en un idioma que tampoco acabo de entender su significado, la niña dice:

--¡¡¡A ver si te has creído que eres la mitad de la mandarina, bellaco bananero!!!--

Pero el momento más terrorífico es en plena noche, cuando esta soñando. Ayer mismo despertó a toda la casa con sus gritos salvajes.

--¡¡¡A virar!!!...¡¡¡Al abordaje!!! Gritaba blandiendo una espada en forma de colcha.

Mi más rápida reacción fue detener su sonambulismo y el mío al unísono, el corazón me salía por la mismísima boca, no estaba acostumbrado a tantos sobresaltos.

--¿No te habrás vuelto loco, verdad? pero realmente era un Siiii…

Mónica me dijo:- -¡ten cuidado! ¡No le toques, no le sacudas! ¿No sabes que le puedes provocar un shock?

Lo levante suavemente y lo lleve desde los mares de China a la cama.

Estoy aun sin pegar ojo

¿Que estará haciendo EDU?

Conclusión a todo esto, es que mañana busco otro apartamento y desde hoy comeré en un tugurio que hay cerca de los baños turcos…Prefiero las latas de conservas de cuando vivía solo…pero lo de dormir no tiene remedio

jueves, 29 de enero de 2009

Lo que más me fascina es el trabajo

Puedo permanecer durante varias horas, contemplando como trabaja la gente.

Todas las personas que conozco están muy ocupadas para venir a comprobar si en lugar de estar trabajando no me distraigo con otras cosas, como pasando el rato con la lectura de un libro o entrando en Internet y jugar a los marcianitos. En vacaciones me pasa lo contrario, siempre hay alguien que se mete conmigo, se extraña de que no haga nada y me animan a que haga alguna cosa.
En verano los días más agotadores son los lluviosos, no a causa del mal tiempo, sino justamente del bueno. Al más mínimo rayo de sol que sale se pone todos en alerta. Todos gritan ¡Hay que aprovechar el día! ¡Hay que salir a tomar el aire!
Este verano durante quince días los veraneantes de la zona de Playa de Aro tomaron tres veces mas de aire que de lo normal, se bañaron tres y cuatro veces mas de lo acostumbrado, pero multiplicado por dos, porque, decían esto no va a durar, y ahora en pleno invierno todavía están extenuados, (entre nosotros), estoy seguro que cuando pasa eso en verano, desean que llueva un poquito algún día, y asi poder relajarse un poco.

Este pasado verano, un día decidí no pegar ni palos al aire y pasarme toda la mañana tumbado.
--¡No iras a quedarte todo el día ahí--grita mi hermana--cruzada de brazos - - ¡¡¡Muevete!!! ¡¡¡Mira que día tan maravilloso hace y aprovéchalo!!!
--Baje a la playa y me tumbe en la arena que estaba caliente (de jones). Pasados cinco minutos…no más. Una mano amiga me da unos golpecitos en la espalda.
--¡Vamos, Carlos! ¿No vas al agua? Esta buenísima
--Y respondí con un gruñido negativo
--Eres el colmo de los colmos - - me dice Mónica
Pues me obligaron a ir al agua, y el solo hecho de no poder ir cuando yo lo desease, me quitaba todo el placer de meterme en el agua.
Si hubiese llovido me habría salvado, pero no llovía…
Pero por la tarde llovió… Y la cancioncita fue diferente
--¡¡¡No iras a quedarte encerrado toda la tarde en casa!!!… me dicen todos al unísono
Alguien estaba diciéndome una tontería mayor aun…no sabría decir quien
--Pero alguien dice-- ¡¡¡Toma tu impermeable y vente a andar con nosotros, te aireas y haces algo!!! ¿Algo será algo?

De esta forma me veo obligado a caminar bajo la lluvia, a respirar hondo y profundo, para que nadie murmure.
En cuanto pude me despiste y busque un lugar tranquilo y solitario…pero no existe este lugar… (Siempre hay alguien y algo que mover).

Amigos lectores, ya lo sabéis: ¡¡¡Haber si movéis más el culo!!!…y a pasarlo bien cachondos…Pues tanto si sale el sol abrasador, como si llueve o nieve no abra tranquilidad para mi, siempre me quieren ver en movimiento

martes, 27 de enero de 2009

Cena en casa de Luis

Durante la cena en casa de Luis, estuvimos comentado si es posible conocer a un internauta, con los comentarios que te deja en tu space o blog, o leyendo simplemente las historias de sus relatos plasmados en su blog e incluyendo los chateos escritos, si es que se chatea con algún desconocid@

Maribel (Psicóloga) nos dice que ella puede definir el carácter, las dolencias, los deseos, y la edad virtual de la persona que esta al otro extremo de un ordenador.

Luís duda de esta posibilidad, ya que no sabemos si el que esta al otro lado de un PC, esta en el lugar que nos dice realmente, o esta en un espacio sideral muy diferente, no sabemos tampoco si el que dice ser un hombre lo es realmente, o por el contrario es una mujer.

La polémica estaba servida para seguir con ella toda la noche

Raquel, no opinaba, solo decía que ella estaba con la solución dada por su amado Luís, que realmente a ella solo le interesaba el trato y el cachondeo entre los comentaristas. Que los relatos y comentarios de todos ellos los leía y los comentaba con pocas frases, le daba lo mismo si era hombre o mujer, o que le estuviesen engañando , que si era de Madrid, Australia, Usa, Rusia, pues bien, que no lo era, también le daba lo mismo.

Yo, Siempre he pensado que todo esto es para descansar un poco de la rutina diaria, que cuando llegamos a casa y no hay perspectivas de salir a dar una vuelta y tomar algo, pues unos se entretienen con la TV, otros con manualidades domesticas, otros leyendo o escuchando música y otros como yo, hacemos un poco de cada cosa, según las apetencias que se den en los distintos días.

Yo conozco a casi todos los que tengo en mi Messenger menos unos cuatro mal contados. Mis Spaces (dos) los monto y desmonto según del tiempo que dispongo, a veces repito cosas de uno al otro space por falta de tiempo y ganas de escribir, ahora ya estoy abandonando los dos spaces , y me he pasado al Blogspot , que los amigos de los spaces quieren venir, pues solo tienen que clicar en mi imagen.

Pues bien, unos me parecen muy simpátic@s, otros mas reservados y serios, pero esto no me indica nada en realidad, ya que pueden ser muy diferentes los unos de los otros.

Según Maribel puede darnos una impresión de la personalidad, edad y sexo, no se.

A Luís, si lo escuchamos veremos que sus teorías también están dentro de lo posible.

Lo que siente Raquel es lo mismo que siento yo…todo es según del color que lo quieras ver…te distraes, pues bien, no disfrutas lo suficiente, pues apaga y vamos, que mañana será otro día.

Este es nuestro dilema…Vuestra opinión seria interesante

lunes, 26 de enero de 2009

Ayer fue el cumpleaños de Luis

Hace unos tres años que me opere de amígdalas, eso fue lo que me diagnosticaron amigdalitis, o lo mismo que decir amígdalas como caballos desbocados, lo cual me producían una afonía de lujo todas las veces que pillaba un pequeño constipado

Mi amigo Luis siempre atento, me recomendó un cirujano que el conocía y que era el adecuado para este tipo de operación… en un zigzag y a casa. Decía que este doctor era un tipo que valía y que cobraba lo justo…doscientos euros sin hacer preguntas.

Telefonee al numero que me había dado Luis para pedir hora, el doctor me dio hora para una intervención inmediata. Su consultorio estaba cerca de la Plaza Urquinaona en una callejuela lateral, y la entrada era en los sótanos de una casa particular.

Total que allí me fui…Cuando entre oí la voz del medico…pero no le vi. Estaba de pie detrás de su escritorio y era como un enano.

Hizo que me sentara en un gran sillón…me solicito que abriera la boca y me relajara. Acto seguido se puso una bata y encima de esta un delantal, acerco un taburete de madera y se subió a el, saco algunos instrumentos del bolsillo de su delantal, y empezó la faena. Al arrancar la primera amígdala resbalo y casi se cae del taburete, se reincorporo y arranco la otra amígdala.

Me dijo entonces que me quedara un rato echado antes de marchar a casa. Mientras retiro todo su equipo quirúrgico, delantal, taburete y todos los instrumentos utilizados…al momento regreso con una gran carpeta.

- - Me dijo - - Tengo aquí algo que quizás le interese, no hable diga si o no con la cabeza.

--Abrió la carpeta y continúo diciendo:

--Hago grabados muy hermosos-- y me tendió el dibujo de un fulano desnudo persiguiendo a una fulana en mitad de la Plaza Cataluña… ¿Le gusta este? -- me pregunto - - ; Yo me encogí de hombros –

Este grabado vale trescientos euros, pero será suyo solo por ciento cincuenta y así todo junto operación y grabado le costara solo trescientos cincuenta.

Lo único que recuerdo bien, es que salí de allí corriendo en cuanto deje de sangrar. Os he contado esto porque ayer le regale la lámina a mi amigo Luis por ser su cumpleaños.

Son laminas que uno no sabe donde colgar, y cuando llega la ocasión zassssssss

viernes, 23 de enero de 2009

Cuando sueño y lo recuerdo

Cuando queremos algo de piel, como cazadoras, zapatos, o bolsos para chicas nos desplazamos hasta Playa de Aro (a cien Kms de Barcelona). Hay cantidad de tiendas dedicadas a la piel, abiertas todos los días del año, incluidos sábados y domingos…se pueden ver cantidad de cosas que seguro te pueden gustar…te parecerá que compres mas barato, pero realmente no creo que sea verdad.

Pues bien...Estábamos paseando por las calles interiores, exactamente donde todos los giris compran sus calzados y demás vestimentas. Entramos en una zapatería, nos sale al paso un señor bajito con un bigote tipo Dalí, y rápidamente suelta el zapato y el martillo que estaba usando.
--¿En que puedo servirles?—nos dice con amplia sonrisa que agranda más su bigotudo mostacho.
--Luís, con un poco de guasa le pregunta ¿Vende usted zapatos y zapatillas?
--¿Qué cree usted que soy? -- Le dice el bajito -- y continuo diciendo --¿Un coleccionista de zapatos que los expongo aquí solo para contemplarlos? ¿O cree que he adornado la tienda para que hagan bonito?
Como el corte que le dieron a Luís no le gusto…se salio de la mejor manera que supo, y dirigiéndose al señor.-- Le dijo -- Caballero, Ya volveremos en otra ocasión, cuando usted tenga mas zapatos para enseñarnos. Hasta la vista, adiós señor.
Y con todo esto nos volvimos los cuatro amigos a seguir con la visita de tiendas, dejando al zapatero en la puerta de su tienda, adornadísima de zapatos, despotricando de nosotros. No pude oír lo que nos dijo, pero pareció que los transeúntes se reían mucho de sus comentarios.

Luís quería entrar en otra zapatería e insistir sobre lo mismo, pero le convencimos de que aplazara el tema para otra ocasión. En cuanto al asunto del sombrero, no hubo forma humana de disuadirle; se le metió en la cabeza de que quería uno, y no tuvimos mas remedio que acompañarle a una pequeña tienda.
En este caso el propietario o encargado, era un tipo muy majote, de ojos muy abiertos (demasiado abiertos, un poco alocados), nos ayudo en todo, sin enfados y con mucha alegría, como si fuéramos unos clientes de toda la vida. Cuando Luís le pregunto, utilizando las palabras exactas de: ¿Tiene usted sombreros?, no se enfado; se quedo un momento pensando y se rasco la barbilla.

--Nos dijo-- ¿Sombreros?, Si, déjenme que piense. Si, y se puso a reír a carcajadas, pero, por favor, ¿por que me lo preguntan?
--Luís le explico que quería comprar una gorra de viaje, y al mismo tiempo nosotros tres también desearíamos cómpranos una gorra cada uno, pero lo mas importante es que tenia que ser “una buena gorra”

--¡Ah!--exclamo el dependiente--, me temo que todas mis gorras son de poca calidad, pero una buena gorra no tenemos.--¡aaahhh!--grito esta vez—Tengo unas gorras aquí que le gustaran, no son muy buenas, pero no tan malas como la mayoría de las que vendemos.
Abrió un cajón, y saco una ellas

--¿Qué le parece? ¿Le servirá?—le dijo a Luís—
Luís se la probo delante del espejo y, exclamo: Esta gorra me queda bastante bien, y le pregunto al dueño o dependiente—dígame, ¿le parece que me favorece?

--El sombrerero dando un paso atrás, se lo miro de arriba a bajo.
--Francamente—le dijo--, no puedo asegurárselo, dando sobre el una vuelta de 360 grados quedo mirando hacia nosotros tres,-- nos dijo--: La belleza de su amigo es algo así como indescriptible;--nos dijo--que el la describiría como algo fugaz, que hace que tan pronto resulta guapo como que desaparezca de el todo rastro de belleza. Sin que Luís se enterara, nos dijo que a su humilde entender, llevando esa gorra su atractivo se esfumaba completamente.

--Cuando Luís creyó que ya se había divertido bastante con aquel hombre (aunque yo opino que la cosa había sucedido al revés) —le dijo:
¿Cuánto vale la gorra?
--El precio de esta gorra, caballero, es el doble de lo que realmente vale, es de 43´95 euros –le dijo—

--Le pregunto el sombrerero-- ¿Quiere que la envuelva en papel normal o en papel de seda, caballero?

--Luís dijo que se la llevaba tal cual estaba. Le dio 45 euros y el resto de propina, salio de la sombrereria seguido por nosotros tres, y con las reverencias dignas de cuatro reyes hechas por el dependiente (supongo seria por la propina)

Algunas veces cuando hacernos los bromistas para divertirnos un rato…rayamos aquel punto de la mala educación, que tiene su perdón, seguramente, pero que yo sintiéndolo mucho no lo apruebo

Si hablásemos de la mala educación, os podría contar lo que opino sobre los educados de Internet

Hay algunos blogs, spaces y chats con muy poca educación, lo cual me apena. ¿Será por que no nos vemos?, y eso les permite ser todo lo anti social y mal educados que deseen, puede ser eso

También puedo pensar que es porque son muchos los jovencitos de 14 a 18 que pululan por la web, y todavía no saben comportarse educadamente. Aun que sea en un sistema como este uno tendría que ser un poquito educado

Pero ¡¡¡NO!!!...Hay internautas con cierta edad…que tienen que saber estar, y nada de nada…educación CERO.

Y daros cuenta de que es un mundo de locos…pues preguntas algo, y no recibes respuesta alguna, o sea nada de nada, lo cual le da a uno la sensación de estar en un gran local de gente pirada…todo el mundo va a su tema y punto
.
Ya no cuento nada de los chats de 5 o 6 personas al mismo tiempo, si dos no se aclaran

Pregunta--¿vendrás mañana a comer conmigo?
Respuesta--Paquita creo que lo que espera es niña
Pregunta--quedamos a 12, ¿te parece bien?
Respuesta-- su marido quería un niño, pues ya serán dos niñas
Y así siguen hasta que se despiden, y cada loco con su tema

Los locos… serian los REYES de la WEB y de los CHATS
Cada uno a su BOLA y que salga el sol por ANTEQUERA

Que tengáis un buen día comentaristas y no comentaristas…hasta pronto

jueves, 22 de enero de 2009

Antonio Gaudi

Un día muy espeso

Suena el despertador… las seis y media de la mañana. Empieza un nuevo día, otro jodido día.

Ya no está ella para despertarme con sus besos, ya no está… Esta noche he dormido fatal, no he parado de dar vueltas a la cabeza, pienso y pienso pero no llego a ninguna parte.

Me pongo ese aburrido traje, la vida es monótona, siempre el mismo traje, el mismo trabajo, los mismos amigos, ya nada tiene sentido.

Voy al baño y me lavo la cara, frente al espejo puedo mirarme, me siento perdedor, sucio. Me lavo los dientes y me pongo las gafas, me dirijo a la cocina y me pongo el café en el microondas. ¡Dios! ¡Está ardiendo! Nada me sale bien. Me lo bebo con más pena que gloria y me voy a la entrada, cojo las llaves y me voy.

Ya son las siete y media. Bajando por las escaleras me encuentro a Conchi, la vecina del 4º. - Buenos días vecino, ¿qué tal el día? - Perfectamente señora, pase un buen día – es la típica vecina cotilla que se pasa horas y horas limpiando la mirilla, no puedo soportarla. Un día la tiraré por las escaleras y me quedaré tan ancho, es quizá mi sueño a corto plazo.

Hace mucho frío, el sol aún no ha salido, las hojas suenan con cada paso. Ya llegué a la parada, veo a los cúrrelas de siempre: el negrito de la esquina que se gana la vida de jardinero, Encarni la pescadera, un borracho que se dirige al INEM, la cría de papá que va a su colegio privado… la gente de siempre. Por fin llega el 34B, el trabajo me pilla a 20 minutos andando, pero el frío arrecia y no es lo más adecuado que se diga, el autobús da más vuelta, pero no me apetece morir congelado.

Así pues, entro, saludo al conductor y me escabullo entre la multitud que coge el autobús en hora punta. Me siento en el asiento de la ventana, y empiezo a contar árboles: uno, dos, tres, cuatro… en cien metros; cinco, seis, siete, ocho, nos adentramos en el túnel de la M-30. De repente oigo un frenazo y el autobús empieza a moverse, la gente grita asustada y despavorida, ¡Estamos dando vueltas de campana! Todo pasa demasiado rápido. Toda mi vida ha pasado, como dicen, como una película: he recordado a mis padres, mi hermana, a todos mis amigos, a ella… solo puedo tener buenos recuerdos de ella, ¿por qué fui tan cabrón?

Me encuentro mal, me duele muchísimo el brazo, creo que me he roto los huesos. La cabeza me va a estallar, con la mano que no me duele me toco la frente: la sangre sale a borbotones, cada parpadeo me hace estremecer de dolor, la gente llora y solloza, los ojos se me cierran, creo que he perdido demasiada sangre, estoy perdiendo el conocimiento… ¡Dios mío! ¡Las ocho de la mañana! Tengo los huesos destrozados, este sillón es muy incómodo, me había quedado dormido viendo aquella mala película. Irene sigue durmiendo, hoy libra… ¡Maldita sea! Todo ha sido un sueño, nada más que un sueño… ¿o no?

miércoles, 21 de enero de 2009

Lamentablemente se han cargado el fabuloso bocadillo de jamón Serrano


Hace pocas semanas en Valencia

¿Conocéis Valencia? Por si alguien no lo sabe en cualquier bar valenciano, ya sea en centro de la capital, o en algún pueblo cercano, puedes encontrar infinidad de bocadillos de diferentes composiciones y mezclas, a mi me parece muy bien que esos mejunjes sean de agrado, no voy a discutirlo. Pero con ello han echado a perder el clásico bocadillo de jamón.

Un día a título experimental, me dirigí a un bar y pedí un bocadillo de jamón.

--¿Jamón con qué? -- pregunto el camarero—

--Con un café con leche -- le respondí.

-- Me refiero -- dijo el -- ¿A que si quiere usted jamón con atún, jamón con tomate y sardina o bien jamón con pimientos?… y ¿Quiere también una ensaladilla?

--Jamón solo -- le supliqué --

Quiero un simple bocadillo de jamón, sin siquiera tomate -- le conteste --

(Si lo pides con pan con tomate, te miran mal) y te dicen ¿A la catalana ¡¡¡EH!!!?

Pues váyase a Catalunya a comérselo. Una vez ya tuve una discusión por este tema, y ahora voy con mucho tiento

El joven camarero me miro asombrado…Se dirigió al mostrador para consultar con el que parecía el dueño.

Aquel hombre me estuvo observando largo rato con aire de sospechoso, hasta que en vista de la tardanza me vi obligado a marcharme si comer mi bocata

Pero yo a lo de siempre, bocadillo de Jamón, y si puede ser de un buen Serrano

PD…Estas idas y venidas de discusiones solo me han ocurrido en dos sitios concretos, y muy conocidos de la ciudad antes mencionada…creo que los demás sitios no tendrán tanta fobia catalana

Pero si la envidia fuera tiña, cuantos tiñosos habrían ¿verdad?, o si los maricones volasen a las doce del mediodía no se vería el sol jajaja

domingo, 18 de enero de 2009

Cosas Insólitas


Hay pocos temas en los que todas las mujeres estén de acuerdo. Uno de los tópicos que parece ejercer una profunda fascinación sobre todas ellas es la magia. Bolas de cristal, gitanas que dicen la buenaventura, quirománticos, sesiones de espiritismo e incluso extraños mensajes escritos en chino pueden desarrollar en ellas una autentica servidumbre.

Yo las he visto sentadas durante horas con un aspecto de tener fiebre y los ojos extraviados, sentadas alrededor de una mesa de madera. Si les decías que se movía la lámpara te miraban con desprecio y te enseñaban sus dientes blancos aixsssss.

Una noche, un cuarteto de esposas de amigos de mis padres estaba sentadas frente a la chimenea de nuestra sala de estar. Eran mujeres normales de mediana edad y con hijos mayores parecidos a mí.

¿Qué estaban haciendo? Apoyaban las puntas de sus dedos sobre un pequeño objeto de madera que parecía un riñón aplastado encima de la mesa.

Era una noche calurosa y en la chimenea solo había unos cuantos periódicos viejos y arrugados y unos cuantos leños desde el invierno anterior. Allí estaban sentadas aquellas mujeres tontorronas, pulsando aquel objeto absurdo haciéndolo ir de un lado para otro. Sus ojos estaban ausentes, ni un terremoto las distraería.

Finalmente me encamine hacia ellas y, con voz suave y amistosa, pregunte que era lo que les causaba tanta concentración.

Una de ellas me dijo, cierra el pico.

Otra más ocurrente..Largo de aquí tonto.

La que estaba enfrente de mí, entre dientes dijo: Has de saber, tintín que estamos recibiendo señales de Franco.

¿Franco? Había muerto hacia veintitantos años, pero allí estaban aquellas cuatro amas de casa, de mentes un poco débiles, intentado ponerse en contacto con él. En torno a aquel artefacto, aquellas cuatro señoras seguían moviendo de un lado para otro el chisme de madera.

Al fin, dijo una: Caudillo, estamos intentado llegar hasta ti. ¿Percibes nuestras señales? ¿Nos oyes?...No se si Franco las oyó, pero de repente un ratón de tamaño medio salio corriendo de la chimenea. Las cuatro mujeres empezaron a chillar y se subieron encima de la mesa.

No pude llegar a convencerlas de ningún modo de que el ratón no era el padre de nuestro país. De todos modos, tal como van las cosas actualmente, quizá lo era.

Tenéis que saber que: Los espiritistas consideran médium a toda persona que en estado de trance puede comunicarse con seres invisibles, llamados espíritus, que habitan en otro plano, en otra dimensión.

Nosotros consideramos que toda persona que posea facultades paranormales, sin distinción, es un médium; dichas facultades son el medio para que los fenómenos puedan producirse.

¿Eres tu uno de ellos?

¿Notas suspiros y alientos cerca de ti?

¿Duermes siempre bien?

Yo por mi parte lo único que noto es que me cuesta mucho dormir, hay noches que me levanto varias veces y lo soluciono dando una vuelta por la cocina, tomo agua, leche, flan, u otra cosa que me salga al paso al abrir la nevera


Ahora os voy a contar algo que es insólito


Pero verídico e inexplicable que me ocurrió una noche:

Veréis que un día a eso de la 11.30 PM ya decidí cerrar el ordenador y pasar a la cama para ver un poco de Televisión y quedarme frito con Morfeo, y así lo hice, puse una cadena de esas que no son normales y que algunos las pillan y otros no, según comentarios con los vecinos…preparo el paro automático de la TV. a unos 40 minutos, al rato me quede profundamente dormido, una angustia que uno no sabe el porque me despierto y, veo en el reloj despertador que son las 3. 25 de la madrugada, un reloj de esos Digitales con unos números de color rojo enormes que iluminan toda la zona.

La sensación de despertarme era muy incomoda, y al momento oigo el sonido de ordenador cuando uno lo pone en marcha, esa tonadilla tan conocida, que el mío lo hace también cuando lo cierras, me dirijo a mi pequeño despacho verlo, pensando que no era posible, que quizás pensaba apagarlo y no lo hice, y por un corte rápido de electricidad se estaba apagando, lo cual también hace la misma todilla…llego al ordenador y todo normal, pensé que… “estarías soñando sobre ordenadores y aun no estas bien despierto”

Decido ir a la cocina a tomarme unas galletas con leche fría y así poder dormir más y mejor.

Todos esos movimientos generalmente los hago con la luz apagada, ya que en mi casa entra luz de la calle y te puedes desplazar perfectamente sin ningún tipo de problema.

Estando en la cocina, tomando mi leche con galletas, suena otra vez la musiquilla del ordenador que se pone en marcha, ahora si estoy seguro de que no sueño, de que es real.

Pero pienso que a la vecinita no le funciona bien el PC y lo enciende y apaga…como todos hacemos algunas veces…reiniciar para que se coloque todo bien.

Al salir de la cocina veo una luz blanca en la zona del despachito que es donde tengo el ordenador y que esta luz sale de la mismísima habitación donde esta el bicho…

¡¡¡JOPE!!! -- dije eso ya es serio— Enciendo todas las luces de la casa y con una cagalera de pelotas me dirijo al lugar para ver que pasa, más cagetas que nunca y sin saber que pensar, pero con un enorme cuchillo de cocina en mi mano derecha.

Llegó y esta el Ordenador en marcha… parado en la pantalla la palabra que dice bienvenido, intento pararlo y que no hay forma humana de pararlo, lo toque todo y, al final decidí desconectarlo de la corriente. Esta mañana me funcionaba de maravillas, hice todas las pruebas posibles y todo muy bien.

¿Que fenómeno ocurrió?

¿Hablo demasiado sobre estos temas?

¿Quién entiende sobre esas cosas?

sábado, 17 de enero de 2009

ADSL, INTERNET,BLOGS...

Después de montar este Blogspot, hace ya aproximadamente un mes.

Me pregunto… ¿Para que sirve?

¿Alguien sabe para que carambas vale eso?-

Uno escribe lo que quiere como hago yo ahora, y a nadie le importa un bledo, y aun gracias si van directos al comentario y ponen alguna cosa ¡¡¡Bingo!!!

¿Beneficia a alguien?

¿Nos distraen con esas cosas y así estamos callados?

¿Son los interesados los vendedores de ADSL?

Unos dicen que se desahogan…a mi me desahogan otras cosas...ya sabéis--

Que alguien, terrícola si es posible, me diga, me cuente lo que sea sobre ¿que pasa?,

¿Donde vamos?, ¿donde estamos?, ¿quien manipula todo eso?

¿Estamos vigilados desde el interior de nuestro PC?

Me haría mil preguntas y no tendría una respuesta satisfactoria

¿La tienes tu Visitante nº ¿?

Si sabes algo ¡¡¡DILO!!! , cuenta lo que crees saber…

Mi opinión sobre este tema

Mi Blogspot: Me sirve de distracción básicamente, Cierto es que le dedico demasiadas horas. ¡¡¡Pero qué demonios!!! … A mi me gusta el resultado, y si consigo que a otro/s les ocurra lo mismo, ¡¡¡cojonudo!!!

¿Beneficiar a alguien?...Está claro que a nosotros a mismos, y al igual aquellos que entraron y nos comentaron, ¿en que otras circunstancias los habríamos conocido eh?

Que alguien controla eso, me apuesto las orejas que si… ¿pero sabes? me la suda.

Yo voy llenando el espacio de mis chorradas hasta que pete

:

Me imagino que estoy en una etapa nihilista y que no vale para nada. Pero tampoco vale para nada casarse, ni estudiar, ni ver la tele, ni fumar, ni joder a los demás, ni joder a secas, ni leer libros, ni ir al cine, ni jugar al fútbol, ni hacer castillos en la arena, ni pasear, ni cultivar claveles, ni escribir cartas...

En el fondo nada sirve para nada. Pero lo hacemos. Si no, la única salida digna que nos quedaría sería el suicidio colectivo.

Si no le encontraramos utilidad alguna, si no nos gustara escribir aquí... no lo haríamos, digo yo :) y es que nos va la marchaaaaaaa xD

Yo escribo porque me gusta escribir.

Escribo porque hay cosas que siento, que pienso, que me pasan que no puedo o no quiero contarle a nadie conocido. Y las escribo aquí, para mí, o para quien quiera leerlo.

Y tú pensarás... pues escríbelas en un papel o en un archivo de word y déjalo guardado en tu ordenador... pues sí, podría también, pero me gusta compartir lo que me pasa con los demás. Me gusta saber lo que piensa la gente, de mí, de lo que digo, de lo que dicen, de lo que sea...

Creo saber que todos sois unos ti@s divertidísimos (a mí, así me lo parece), y creo que Matrix nos vigila y que la verdad está ahí fuera... jajajaja... o puede que Hotmail esté de acuerdo con la CIA y nos vigilen a todos... puede, puede... ;). Además, gracias a este timo de los Blogspost me habéis conocido a mí…jajaja.

miércoles, 14 de enero de 2009

Ser hijo único

Ya sé que hay, gente que anda por ahí diciendo que es maravilloso criarse en una familia numerosa... ¡Hay que ser tontainas...! Lo mejor es crecer siendo hijo único.

En el colegio, a un hijo único se le reconocía en seguida por dos cosas: la paz interior... y la ropa de su talla. ¡Que es muy humillante que le calculen a uno la edad por las rayas del dobladillo, como si fuera un alcornoque!

Si eres hijo único normalmente los padres, te huelen el culo para ver si te has cagado, pero en una familia numerosa, como sois tantos, no se preocupan en mirar uno por uno a ver quién ha sido. En cuanto huelen algo, ¡tooooodos a la bañera!...mi casa parecía una piscifactoría

Y todavía hay gilipollas que dicen que en las familias numerosas todo son ventajas: «Huy, además, si eres el pequeño es un chollo, porque cuando te llega la ropa del mayor, vas otra vez a la moda».

En mi época, la moda era hacer la comunión vestido de marinero. Y sí, yo fui de marinero, pero de marinero de la Primera Guerra Mundial. Es que lo heredas todo.

Y es muy duro ver a tu madre acercarse por la noche a la cama de tu hermano mayor:

-Cariño, quítate los calcetines, que se los van a dejar los Reyes a tu hermanito Carlos

Y eso si tienes hermanos, porque si lo que tienes son hermanas mayores, tú pides un Geyperman y te regalan una Barbie con el pelo cortó y una barba pintada.

Que nada más verlo, ibas todo preocupado a decirle a tu madre:

-Mira mamá, creo que mi Geyperman está echando caderas.

Y luego está lo de la habitación…lo mío no era una habitación, era un barracón militar. Había tantas literas que parecían estanterías... Mi madre nos organizaba por orden alfabético, como los libros. Y cuando quería sacar a uno, se iba a las literas:

-Carlos, David, Elías, Fernando, Juanito...

Además, lo de las literas era un coñazo... Yo recuerdo que cuando mis padres salían, venía una canguro a casa a cuidar de nosotros. Pero sólo cuidaba de mi hermano mayor, que se metía con ella en la litera de abajo y... la canguro sería ella, pero el que daba saltos era yo.

Pero lo peor era lo del baño. Había que hacer turnos de quince minutos. Y como siempre había dos o tres hermanos en la edad del pavo, para que no hubiera atascos mi madre tenía que ponerles bromuro en el Nesquik. Lo que no sé es cómo llegamos a ser tantos, porque mi padre también tomaba Nesquik.

En el colegio es un infierno. Porque cargas con la fama de tus hermanos mayores: si han sido unos macarras, la has jodido.

Pero si han sido unos empollones, la has jodido más. Llegas allí, el primer día, y el profesor:

-¡Aaaaah...! Aragón... ¿Tú no serás hermano de Fernandito?

- Sí, .señor... sí.

-Pues tu hermano era un estudiante ejemplar. Espero que sigas sus pasos...

Que tú piensas: «Pues seguro, porque llevo sus calcetines...».

Pero, además de la fama, de los hermanos mayores también vas heredando los libros. ¡Subrayados! Que es una putada, porque como el primero subraye mal, suspende toda la familia. Aunque peor que eso es que tu hermano mayor se haya enamorado de Pili, y tengas todo el libro lleno de corazones: «Pili, Pili, Pili»... Lo tienes que arreglar de alguna forma. Así que pones en todos: «Pili-la». Y, claro, el que lo tiene chungo es el hermano siguiente, que tiene el libro lleno de corazones que ponen «Pilila».¡Y a ver cómo explicas eso...! .

Y ustedes dirán: «Bueno, hombre, lo de heredar los libros, chungo, pero, a cambio, también heredas las revistas guarras...». Ya, pero es que la que viene en pelotas es de la época de la Mayra Gómez Kemp.

Luego hay listos que dicen: «Lo bueno de la familia numerosa es que puedes meter a la novia en casa y, entre tanta gente, nadie se entera». ¡Serán gilipollas...!

¿Y de qué te sirve meterla en casa, si luego no tienes dónde... meterla?

"Y lo peor de todo son los telediarios. Estáis allí sentados los diez hermanos y, de repente, dicen:

--Dos de cada diez jóvenes consumen drogas en fin de semana--…

Y tu padre:

-¡Castigados todos, hasta que confiesen los dos!

--Cuatro de cada diez jóvenes pierden la virginidad antes de los 18--...

Y tu madre:

- -¡¡¡Ah!!!! ¡¡¡¡La canguro no vuelve por casa!!!

Bueno, me acuerdo un día que dijeron en la tele:

--En España, uno de cada diez hijos es fruto de de la infidelidad--,

¡Y el pelirrojo se llevó una buena torta...! que aun le tiembla la cabeza

martes, 13 de enero de 2009

Seré Carlos por todos los siglos venideros

Como ya no es un secreto, ni es tampoco terriblemente importante, para la posteridad y para los próximos siglos, mi nombre es Carlos.
A mi me pusieron el nombre de Carlos por una razón muy practica. Había en nuestra familia otro tío de los que llaman segundos, por ser hermano de una prima de mi madre, este era “cuerdo” y llamado Carlos. Con barba puntiaguda de la época en que reinaba Carolo, y gafas gruesas como culos de vaso. Mi madre llego a creer que el tal tío Carlos era un ricacho y le dijo a mi padre que seria una buena estrategia hacerle mi padrino.
Cuando al tal tío le dieron la noticia de que el seria el padrino, dio un discurso tan empapado de emoción que incluso los cristales de sus gafas quedaron cegados, dijo que estaba abrumado por aquel detalle tan sentimental, y me intuía un futuro de color de rosa ligado a el.

Dos semanas más tarde vino a instalarse en mi casa con maleta y todo. A medida que pasaba el tiempo, mi madre intuyo que tío Carlos estaba sin blanca, y que ya incluso debía dinero a mi padre.

Mi padre se ofreció a echarlo de casa, pero mi madre pensó que seria una equivocación.
Dijo que había leído de muchos casos en que los hombres ricos llevaban una vida miserable y que, cuando morían, dejaban a sus herederos unas fortunas tremendas.

Bien, pues se quedo con nosotros unos dos años mas, según me cuentan mis padres cada vez que tienen un ataque de histeria. Decía mi madre que durante aquellos dos años que estuvo en casa ya tenia la mejor habitación, y que a mi padre le debía una cantidad fuera de lo normal en préstamos

A los dos años cumplidos, mi madre admitió finalmente que tío Carlos había sido una gran equivocación y ordeno a mi padre que lo echara de casa. Pero el tío Carlos lo resolvió todo diñandola y haciéndome a mi su único heredero. Sus bienes, cuando fueron comprobados, consistieron en una bola de billar adquirida seguramente en una sala de billares, una cajita de píldoras para el hígado y una percha de plástico jajaja

Pero, a favor de mi tío, tengo referencias de que siempre fue llamado doctor Carlos…era un hombre apuesto y de ojos azules…y lo único malo era su barba de pico puntiagudo.
Y esta ha sido la historia del porque me llamo Carlos

domingo, 11 de enero de 2009

MON ONCLE

Mi tío el inventor

Uno de mis tíos (carnales) acabo encerrado, ya se que todos pensareis que siempre se acaba encerrado. Es verdad, pero el fue encerrado antes de caer pulverizado, y esto evidentemente es mas molesto. Mi tío era un profesor de lenguas vivas y siempre se había dedicado ha fabricar verbos irregulares. Su fábrica por así llamarlo funcionaba de día y de noche…sus hijos tenían que ayudarle a buscar palabras extrañas, y extranjeras que eran su delirio:
Ring… Rang… Rangen…, -- Bing… Bang… Boungen… etc
Toda la casa resonaba con el ritmo estremecedor de sus conjunciones, incluso mi tía tenia que seguir la tarantela de sus conjunciones so pena de un fuerte cabreo por parte de el.
Un día se encapricho de la palabrita bricolage, porque escucho a su mujer preguntarle a una amiga:
¿Qué hace tu marido este domingo?,
…y que esta amiga le contesto:
…Hace bicolage
Le gustaba la palabra y el misterio que ella se encerraba, decía que era una palabra muy filosófica (bricolage)
Como ya es sabido, se trata de construir, por lo general con entusiasmo, mediante la unión de piezas sueltas lo que en un comercio corriente se encuentra ya totalmente acabada y a mejor precio jajaja.
Solo había una cosa que le disgustaba del bricolage dominguero, a saber, el ruido que causa, porque en cada casa hay por lo menos alguien que el domingo temprano se pone a golpear algo particularmente resistente, y que le partía en dos su sueño…raspando, aserrando, clavando, atornillando, enganchando y cepillando, acompañado a menudo por el ruidito de un motor auxiliar de corriente alterna.
Decía que su cólera solo duraba unos pocos momentos. El que es necesario para despertarse del todo. También nos contaba que era entonces cuando sentía por el, y por todos los de su raza, la mayor admiración.
Mi Tío también soñaba a menudo con levantarse un domingo temprano y, golpeando cualquier cosa o haciendo simplemente funcionar un motor, enseñar a los vecinos la forma de afeitarse sin maquina de afeitar.
Cuando verdaderamente nos alarmo, fue el día que empezó a contarnos que hay hombres que tomando un simple baño descubren una ley que revoluciona la ciencia física, o recibir una manzana en la cabeza para proferir la gravitación universal…
Arquímedes, Newton
Nos contaba que sus baños carecían de estos peculiares alcances y que sus estancias en los vergeles de su pueblo no tenían ninguna consecuencia para el universo.
Su decisión de estar pensando todos los días incluidas las horas nocturnas que le bastaba un instante de distracción para verse colocado en el camino de fisión atómica.
Ahora cuando lo visitamos esta mucho más tranquilo y ha vuelto a su búsqueda de palabras tipo bricolage y a sus verbos… be… was… been…, y cuando le decimos:
forget… forgot… forgotten…, mi tío entonces, se olvida de todo

sábado, 10 de enero de 2009

Canada ¡¡¡FIN!!!

Tercero y último día


Como siempre tuve que vestirme rápidamente, no se porque pero es una cosa habitual en el “deporte” de la pesca.

Nuestro amigo indio empezó a preparar el desayuno y, cuando vi que vertía en la sartén la misma pasta amarillenta y divise las salchichas esperando su turno, decidí que nunca más volvería a probar aquellos manjares, sino que cenaría algo ligero, como moscas, gusanos y otras lombrices.

Como la noche anterior Jorge me dio un vaso lleno de sales con agua fresca del lago,

vaya que fue una buena dosis de sales y la madre naturaleza es una trabajadora infatigable.

Le pregunte a Uf adonde va un hombre cuando quiere ir al retrete. Uf indicó el cielo, al tiempo que se destornillaba de risa.

--Hombre blanco ir al mismo lugar que indio. Allí en las praderas felices donde cazamos. Allí no tener que excusarse con nadie todo el campo tuyo.

--No era el sitio más apropiado, pues era un largo viaje y no estaba en condiciones de esperar tanto tiempo.

No pude aguardar más y salí corriendo al bosque, ya era demasiado tarde para dar explicaciones. Ocupe mi lugar en aquel bosque, maldiciendo a Jorge, al indio y a toda la desgraciada expedición. En aquel instante alguien me tocó en el hombro. No podía ver con demasiada claridad porque en mi prisa por entrar en contacto con la naturaleza, había olvidado mis gafas en la tienda. Volvieron a tocarme en el hombro aquellas manos extrañas… Con rapidez pensé que aquellas manos debían de llevar guantes. Si no era así, se trataba entonces de los dedos más peludos que yo había visto, la conclusión rápida con que actúa el cerebro decidí formar la imagen alta y fuerte del hombre de Nearderthal.

Cualquiera que me conoce estará de acuerdo conmigo en que soy persona que siempre esta dispuesta a hacer nuevas amistades. Por esto cuando volvió a tocarme en el hombro, me volví para corresponder al saludo. Al hacerlo, vi que aquel personaje estaba completamente cubierto de pelo. Decidí no saludarlo y eche a correr con todas mis fuerzas.

Resultaba difícil correr con los pantalones a la altura de las rodillas. Y para colmo con los pies desnudos. Llegue a mi tienda con una cabeza de ventaja sobre la criatura peluda y me lance de cabeza, sobre el único agujero que pude ver; el de mi saco de dormir. Decidí que, si pensaba engullirme para desayunar, tendría que empezar a hacerlo por los pies. Eran la parte menos importante.

La bestia metió su peluda cabeza dentro de la tienda y nunca he llegado a saber si fue por mi causa o por la razón de la creosota, pero lanzo un grito horripilante, dio media vuelta y se dirigió con rapidez hacia el lago. Creo que estaba mas enfermo que yo.

Ahora ya se por que nunca nadie había pescado en aquel lago. En el no había ningún pez. Mis amigos estuvieron pescando constantemente durante tres días, mientras yo jugaba a tute con Toro Sentado (Uf). Mis compañeros no pescaron ni un solo pez y, para colmo, ¡Uf me gano ciento setenta y cinco euros! En el camino de regreso bordeando el pantano, el indio confesó que en otro tiempo había sido croupier en un casino de Montreal.

Nuestro débil compañero se desmayo únicamente una vez más. Fue cuando volvimos a encontrarnos sanos y salvos en tierra firme de la gran ciudad y Jorge nos entregó la nota de lo que le correspondía pagar por la excursión, por el avión, tren y alquiler de coche.

Ya paro de contar historias de la pesca, aunque podría llenar verdaderos libros, pues cada salida a simple riachuelo era una odisea para mi y mis compañeros.

Pasarlo bien pescando, o simplemente mirando el paisaje que es lo más interesante… sin olvidaros de los crucigramas…hasta siempre

miércoles, 7 de enero de 2009

EL LAGO y YO

Segundo día

Empezaba a hacer fresco. Pero exactamente lo que hacia era un frió de pelotas. ¡Un frió helador! Supongo que era a causa del ejercicio desacostumbrado, y la cantidad de hambre que teníamos siempre todos. Nuestro amigo el piel roja (en realidad más blanco que Jorge), empezó a preparar la cena. Encima del fuego coloco una sartén y en la sartén puso una grasa de aspecto extraño. No se que tipo de grasa era, pero olía igual que algo sacado de la carrocería del coche. Pero seguíamos contemplando hambrientos cómo ponía varias salchichas en la sartén caliente. Cuando las salchichas empezaron a tostarse, les vertió un mejunje amarillento, pero teníamos tanta hambre que lo comimos todo todo, más rápido que el lo podía servir.

Yo he visto en muchas películas del Oeste, y después de que los vaqueros han tomado su comida, se sientan alrededor del fuego tocando una guitarra y cantando alguna chorrada de Búffalo Bill. Nosotros, sin embargo, no teníamos ninguna guitarra ni sabíamos cantar. Así que, embotados por el pesado alimento y prácticamente hartos los unos de los otros, todos decidimos irnos a dormir.

Jorge, el “bandido” que me había metido en aquel lió, era mi compañero de tienda. Quitándonos rápidamente la ropa en medio del aire helado de la noche y llevando únicamente los calzoncillos, nos metimos en nuestros sacos de dormir.

Supongo que parte de las píldoras somníferas que había tomado la noche anterior seguían circulando en mi interior, más las nuevas pastillas que tome, me dormí de inmediato, eran aproximadamente las once.

Me desperté a las dos horas, y…¡Buf!... Mi estomago saltaba y vibraba como una lavadora que se hubiera vuelto loca.

Me di cuenta de que no estaba acostumbrado a comer salchichas grasientas de no se que antes de acostarme. Nunca me había sentido antes de aquel modo.

Más tarde descubrí que no se traba únicamente de la comida. Parece que después de habernos retirado a pasar la noche nuestro guía indio, (llamado Uf), se sintió con instintos maternales, y se había introducido sigilosamente en nuestras tiendas y, como buen entendido en bosques, había frotado con creosota la parte superior de cada saco de dormir para mantener alejados los bichos de la selva. Bueno, bueno, entre el olor de la creosota y la basura grasienta que había comido, ¡estaba bien apañado!

En aquellos momentos el ambiente estaba realmente helado y, por lo que yo sabia, quizás había un león montañés agazapado en un matorral próximo, relamiéndose y esperando su cena. No me importaba. Tenía que vomitar o morirme. Mi primer impulso fue vomitar sobre Jorge, mi genial amigo. Lo mire y dormía como una marmota.

Al fin decidí que tenía que salir de aquel saco y echar todo…lo que fuera.

El lago distaba únicamente unos diez metros y permanecí allí de pie, en calzoncillos y con un frió de pelotas, os diré que era una noche muy desagradable en todos los sentidos, estaba yo como para salir en una película arrojando a los peces con violencia todo lo que había comido.

Una vez aligerado mi estomago, volví a la tienda. Allí percibí de nuevo el olor de la creosota y rápidamente regrese al lago. Aquel constante ir y venir, aquel continúo entrar y salir de la tienda, despertó definitivamente a Jorge.

Parpadeo, se sentó y me preguntó:

--¿Estás ya pescando?

--¿Pescando? solloce --¡Estoy muriéndome!

--Probablemente tienes hambre—me dijo--, ¿Por qué no le dices al guía que te prepare unas gachas calientes y unas cuantas salchichas?

--Grite-- ¡¡¡gachas calientes y salchichas!!! ¡¡¡Me estoy muriendo!!!

--Calma -- me dijo en un tono tranquilizador—

Ten calma. Deja que como futuro doctor te examine. En unos minutos estarás como nuevo.

Jorge saco una gran botella de sales, que por lo visto siempre lleva consigo, vertió una generosa cantidad en un vaso de hojalata y me dijo:

--Aquí tienes. Lleva este vaso al lago. Llénalo de agua fría y cristalina de la montaña y bébetela. Al cabo de poco tiempo tendrás la fuerza de diez hombres.

Intento decirme algo más, pero en seguida volvió a dormirse.

Aquella noche había ido muchas veces al lago, pero esta era la primera que lo hacia llevando un vaso de hojalata. Pelándome de frió dentro de mis calzoncillos, trague rápidamente la pócima y me arrastré de nuevo a nuestro igloo.

En el preciso momento que cerraba los ojos, Uf sacudió nuestros sacos de dormir y nos anunció:

--Hombres, aprisa. Peces morder ahora.

--Y pálido y aturdido…salimos todos juntos con nuestras cañas a pescar, ya que según Uf era el momento preciso (las cinco am) en que los peces pican con toda seguridad los anzuelos.

Yo si que tenia en mi estomago picores, picores con maracas…mama mía

domingo, 4 de enero de 2009

¡¡¡AL FIN CANADA!!!

El primer día

El poder de convicción de Jorge era tan grande que nos convenció para ir al Canadá y pasar una semana pescando peces y un montón de frió.

Después múltiples peripecias con los aviones, trenes y el alquiler de un Grand Cherokee, llegamos al poblacho más cercano al lugar de la pesca, cenamos en lo que podríamos llamar comedor de una choza, o cuchitril de bosque y, después rápidamente nos fuimos a dormir para levantarnos pronto, me tome varios potingues para dormir y al cabo de tres horas me sumergí en un profundo sueño.
A los quince minutos (o así me lo pareció), un indio aporreo mi puerta y se puso a gritar:--¿Listo amigo? Peces no esperar. ¡Marcharnos ahora!
Termine de despertar al resto de compañeros de fatigas y, atontado todavía por las pastillas somníferas, me tome otras para despejarme y prepararme para el viaje.
Nos metimos en el Cherokee e inmediatamente empezamos a hacer crucigramas. Habíamos recorrido unos cien kilómetros, cuando nuestro guía mandó detener el coche. A pocos metros de distancia había cuatro caballos con su silla de montar, y mucho más espabilados que nosotros ya que no paraban de brincar.
El indio nos ayudo a subir a nuestras sillas y luego golpeando a los caballos grito:
--¡Adelante!—

Lleno de miedo y aferrado a la silla con ambas manos, galopamos unos veinte kilómetros. Suerte que los caballos sabían el camino de memoria, y seguro que también sabían que los jinetes que los montaban no tenia ni puta idea de ir encima de un caballo. El camino se complico y se hizo intransitable. El guía dijo que desmontáramos que nos equiparamos para el trayecto final y que los caballos no podían seguir adelante. --Nos dice: Pantanos allí, Caballos hundirse. No poder salir.” Seguro que los caballos no eran tontos” pues allí mismo se quedaron como clavados en el suelo
Ante nosotros, tan lejos como alcanzaba la vista, se veía una gran masa de color gris verdoso. Ahora además de mis cosas personales, llevaba una sartén, una caña de pescar, un saco con cinco kilos de harina y una lata con cebo para el anzuelo. Los otros iban cargados de un modo similar. Nuestro guía, y el hijo de ese no llevaban nada.

El sol brillaba sobre el lago y, solo pensar en que tenía que volver ya me ponía malo
El indio nos mando recoger leños para hacer un buen fuego, y en menos de dos horas había una gran hoguera. Se paso toda la tarde recogiendo brasas calientes para luego tener el fuego adecuado.

El nombre del indio era Uf, lo cual me entere más tarde… ¿Por qué necesita usted un fuego tan grande?
--Montaña, león. Bosque, lobo. No gustar fuego, parecía Morse, pero lo entendí perfectamente. Aquella era una manera alegre de empezar la velada. Ahora había la posibilidad de ser devorados por una bestia salvaje, y solo para pescar algo que no me importaba un bledo.

viernes, 2 de enero de 2009

Pesca en el Pirineo Catalán

Jorge el organizador de excursiones decidió un día hacer una pesca en el Lago de Maranges en el mismísimo Pirineo Catalán. Y el había decidido no arriesgar su lujoso coche conduciéndolo por aquella región selvática, de manera que por sugerencia suya y pagando todos alquilamos un viejo cacharro a su tío.
A los diez minutos de viaje tuvimos un reventón. No me refiero a un atracón de comida y de bebida, sino a un gran agujero en una de las ruedas. Por suerte estábamos a unos cinco kilómetros de un garaje y, en menos de tres horas el hombre del garaje nos dijo que aquel trozo de caucho no se podía reparar. Jorge el organizador de la excursión, con su generosidad acostumbrada, nos invitó entonces a todos a contribuir para pagar un neumático nuevo.

Tuvimos más aventuras alegres a lo largo del camino. Al anochecer del primer día, uno de los amigos de Jorge se mareó a causa de los vaivenes constantes del vehículo cacharra que llevábamos, y el mal estado de la carretera, incluso perdió el sentido.

Lo sacamos del coche, lo tendimos cuidadosamente en el suelo junto a un limpio riachuelo y le echamos agua a la cara hasta que recobro la conciencia. Por lo visto, estas atenciones le gustaron, porque desde entonces se mareo cada dos horas y aquel constante meterlo y sacarlo del coche nos frenaba el viaje.

Hubo algunos momentos que pensaron en dejarlo tirado en el primer sitio decente para que lo trasladaran a la ciudad, pero por entonces jugábamos a hacer crucigramas y no podíamos permitir el hecho de perderlo. Era el único que había en el coche que sabia palabras mas largas de cuatro letras.

Les convencí de que estar todos unidos era lo mejor para divertirnos… (Así logre seguir con la única diversión de la pesca), ¡¡¡los crucigramas!!!