miércoles, 14 de enero de 2009

Ser hijo único

Ya sé que hay, gente que anda por ahí diciendo que es maravilloso criarse en una familia numerosa... ¡Hay que ser tontainas...! Lo mejor es crecer siendo hijo único.

En el colegio, a un hijo único se le reconocía en seguida por dos cosas: la paz interior... y la ropa de su talla. ¡Que es muy humillante que le calculen a uno la edad por las rayas del dobladillo, como si fuera un alcornoque!

Si eres hijo único normalmente los padres, te huelen el culo para ver si te has cagado, pero en una familia numerosa, como sois tantos, no se preocupan en mirar uno por uno a ver quién ha sido. En cuanto huelen algo, ¡tooooodos a la bañera!...mi casa parecía una piscifactoría

Y todavía hay gilipollas que dicen que en las familias numerosas todo son ventajas: «Huy, además, si eres el pequeño es un chollo, porque cuando te llega la ropa del mayor, vas otra vez a la moda».

En mi época, la moda era hacer la comunión vestido de marinero. Y sí, yo fui de marinero, pero de marinero de la Primera Guerra Mundial. Es que lo heredas todo.

Y es muy duro ver a tu madre acercarse por la noche a la cama de tu hermano mayor:

-Cariño, quítate los calcetines, que se los van a dejar los Reyes a tu hermanito Carlos

Y eso si tienes hermanos, porque si lo que tienes son hermanas mayores, tú pides un Geyperman y te regalan una Barbie con el pelo cortó y una barba pintada.

Que nada más verlo, ibas todo preocupado a decirle a tu madre:

-Mira mamá, creo que mi Geyperman está echando caderas.

Y luego está lo de la habitación…lo mío no era una habitación, era un barracón militar. Había tantas literas que parecían estanterías... Mi madre nos organizaba por orden alfabético, como los libros. Y cuando quería sacar a uno, se iba a las literas:

-Carlos, David, Elías, Fernando, Juanito...

Además, lo de las literas era un coñazo... Yo recuerdo que cuando mis padres salían, venía una canguro a casa a cuidar de nosotros. Pero sólo cuidaba de mi hermano mayor, que se metía con ella en la litera de abajo y... la canguro sería ella, pero el que daba saltos era yo.

Pero lo peor era lo del baño. Había que hacer turnos de quince minutos. Y como siempre había dos o tres hermanos en la edad del pavo, para que no hubiera atascos mi madre tenía que ponerles bromuro en el Nesquik. Lo que no sé es cómo llegamos a ser tantos, porque mi padre también tomaba Nesquik.

En el colegio es un infierno. Porque cargas con la fama de tus hermanos mayores: si han sido unos macarras, la has jodido.

Pero si han sido unos empollones, la has jodido más. Llegas allí, el primer día, y el profesor:

-¡Aaaaah...! Aragón... ¿Tú no serás hermano de Fernandito?

- Sí, .señor... sí.

-Pues tu hermano era un estudiante ejemplar. Espero que sigas sus pasos...

Que tú piensas: «Pues seguro, porque llevo sus calcetines...».

Pero, además de la fama, de los hermanos mayores también vas heredando los libros. ¡Subrayados! Que es una putada, porque como el primero subraye mal, suspende toda la familia. Aunque peor que eso es que tu hermano mayor se haya enamorado de Pili, y tengas todo el libro lleno de corazones: «Pili, Pili, Pili»... Lo tienes que arreglar de alguna forma. Así que pones en todos: «Pili-la». Y, claro, el que lo tiene chungo es el hermano siguiente, que tiene el libro lleno de corazones que ponen «Pilila».¡Y a ver cómo explicas eso...! .

Y ustedes dirán: «Bueno, hombre, lo de heredar los libros, chungo, pero, a cambio, también heredas las revistas guarras...». Ya, pero es que la que viene en pelotas es de la época de la Mayra Gómez Kemp.

Luego hay listos que dicen: «Lo bueno de la familia numerosa es que puedes meter a la novia en casa y, entre tanta gente, nadie se entera». ¡Serán gilipollas...!

¿Y de qué te sirve meterla en casa, si luego no tienes dónde... meterla?

"Y lo peor de todo son los telediarios. Estáis allí sentados los diez hermanos y, de repente, dicen:

--Dos de cada diez jóvenes consumen drogas en fin de semana--…

Y tu padre:

-¡Castigados todos, hasta que confiesen los dos!

--Cuatro de cada diez jóvenes pierden la virginidad antes de los 18--...

Y tu madre:

- -¡¡¡Ah!!!! ¡¡¡¡La canguro no vuelve por casa!!!

Bueno, me acuerdo un día que dijeron en la tele:

--En España, uno de cada diez hijos es fruto de de la infidelidad--,

¡Y el pelirrojo se llevó una buena torta...! que aun le tiembla la cabeza

5 comentarios:

Nicol dijo...

no estoy de acuerdo q ser hijo único sea genial , tengo 5 hermanas y me lo he pasado de puta madre con ellas , jugando , defendiendolas y las tipicas peleas de hermanos, ser hijo unico tiene sus cosas bueas per osus inconvenientes es aun mayor , tu logica a tu estilo de vida llevaras razon , pero la mia es genial , siempre estan ahi cuando las necesito , cuando me hacen falta y mis doce sobrinos es fantastico cuando me ven y me dicen titaaaaaaaaa........!! cuando estamos juntas y weno muchas cosas q ignoras pr tu haber sido hijo unico.....
interesante punto de vista

Nicol

Carlos dijo...

Perdón comentaristas…pero presiento que me entro un comentarista muy gafe en mi blog. Nunca se sabe cuando pueden caerte aplomados sin ton ni son…igual que las ladillas se pegan como lapas y son molestos aiiiiiiixsssss

Carmina dijo...

mira que eres rejoio carlines, si me perdona usted la familiaridad, pero la verdad es que con una familia tan numerosa no debe uno pasarlo bien... nosotras eramos tres chicas y la verdad es que entiendo lo de la ropa, porque no veas lo bien usada que estaba y los tejemanejes que se llevaba mi madre hasta el punto que como tenia mi madre la costumbre de vestirnos igual a mi y a mi hermana la segunda, mis hermanas mas pequeñas se tiraban una buena temporada de uniforme que decia yo, mi hermana pequeña todavia bromea sobre ese tema... pero yo tengo dos y si no les viene la ropa que ni pintada no la aprovecho,debe ser por el trauma de mi hermana pequeña... en cuanto a los libros ahora como son tan joios no los aguantas tanto, los cambian cada dos años o incluso cada año con lo cual los mios que se llevan cinco, cada uno tiene sus libros... a mi no me hubiera gustado ser hija unica, pero ser una mas entre diez hermanos supongo que tampoco, asi que ni tanto ni tan calvo... vamos a repartir un poco...besotes y no dejes que se te peguen las ladillas que no veas lo que pican y lo antihigienicas que son...besotes

Emma dijo...

Jajajaja... Soy hija única. Y visto lo visto, "gracies pare, gracies mare!!". Como puedes suponer no tenía ningun problema de esos, "to pa mí" jajaja...
Eso si, me han educado como si hubiera tenido 10 hermanos... Me han enseñado a valorarlo todo y lo que cuesta todo en la vida. Si he querido algo me lo he currado, nada de niña mimada..., desde tu blog les vuelvo a dar las gracias por su labor, porque me han enseñado a superarme dia a dia y a tener consciencia de la realidad. Besos de los mios.

Emma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.