miércoles, 3 de junio de 2009



Pensando, pensando…llegue a la conclusión, de que ni con un gran enchufe eso se puede solucionar.

Solo pedía cien euros y nadie supo satisfacer mi angustia, solo me ofrecieron, y creo que fue de buen corazón, unas croquetas…ya sean de jamón o de bacalao que mas da, pero solo me calmaran el hambre, y eso no detendrá a este tipo que me amenaza con querer cobrar - - me dice - - O cobro yo, o cobras tu

¡¡¡Pronto!!! no os arruguéis y mandar pastulina…¡¡¡graciasssssssss!!!

4 comentarios:

janys dijo...

Amigo mío; disculpa por no poder hacer más por ti; te comentaba que si estuviera en mejores condiciones, te ayudaría. Soy bastante inquieta, la danza es mi vida, soy hiperactiva, no puedo permanecer quieta. Te mando un beso y un abrazo. PD espero que ese cobrador te deje en paz algún día.

Isi dijo...

Oyes, pues aparte de comerte las croquetas (de jamón, que son mis preferidas), también podemos apañar el tema y venderlas a la puerta de las discotecas y "afterauers" y así hacemos la competencia a los chinos. En un par de fines de semana creo que tu deuda quedará saldada...y encima comerás croquetas ricas, ricas....

Oyes, no sé tú,pero yo veo futuro a esto de la venta de croquetas, eh?? ¿tú no?.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Sin engañarte, precisamente hoy hemos preparado una sopa y hemos puesto un pollo entero para hacer croquetas. Tengo la masa preparada pero aún no he liado las croquetas, que van a ser bastantes.

¿Te pasas por aquí y me ayudas? Al 50% vamos. No pienses que se me olvidó echarles jamón, ¡faltaría!

Isi dijo...

Me apuntoooooooooooooo!!!!! ¿¿me dejas?? jeje