miércoles, 11 de febrero de 2009

Mi epoca en los madriles

Estuve un tiempo trabajando en Madrid, me vi obligado a relacionarme con un jefe que estaba siempre encerrado en su cúpula de cristal en la parte mas alta del edificio que ocupaban las oficinas, podía, gracias a todo un panel de televisores, cuadros de mando, radares, y cintas magnetofonías, seguir paso a paso todas los movimientos de su gran empresa.
Siempre buscando los mejores métodos de rendimiento (le llamaban - -el negrero--), aquel personaje diabólico, disponía, de artefactos propios de un verdugo, un sistema de control que le informaba de las faltas y retrasos de sus múltiples empleados.

Una noche le sorprendí jugando con un tren eléctrico, tenía estaciones y cambios de ambiente, pasando de una noche oscura a un día de sol resplandeciente, “una verdadera virguería”.
Nunca debió perdonarme el segundo de distracción que le hice perder al tener que decir - - ¡¡¡Entre!!! - -. Cinco días después yo estaba de regreso en Barcelona.

Saque la conclusión, de que estas personas cuando se les habla, siempre parecen estar en otro sitio, en otra estación distinta a la nuestra

Era del Real Madrid…este año estará que se come los puños

2 comentarios:

Isi dijo...

Pues sí, tienes razón, hablar con estos trajeados es como hablarle a una pared...te hacen el mismo caso.

Yo por desgracia tengo que hablar con muchos de estos y los odio a todos. Si hay alguno que me lee y me da fe de que todos no son iguales, yo estaré encantada de escuchar sus "porqués", pero no creo que esto ocurra.

Besitos!

Esperanza dijo...

Tu crees que estén en otra estación, o será esa la impresión que quieren dar? No sé hay gente que puede pasar mil años embutida en personajes...


Muchos besos.