lunes, 2 de febrero de 2009

Cuando piensas en la tranquilidad...

Mis padres y el pequeñajo se fueron todo el fin de semana…una visita a mis tíos que viven en un pueblo cercano, y no vendrán hasta la noche, y con suerte mañana tarde…Solo mi hermana esta en la casa y calladita en su habitación

Por lo tanto, esta mañana el apartamento estará en calma. Nuestra vecina y sus niños se marcharon de fin de semana. También se ha largado mi vecino que se convierte en martillo cada domingo, y no volverá a golpear hasta que regrese, el aspirador que es mi enemigo numero uno estará en silencio porque esta estropeado, y además no hay nadie que lo pueda manejar. Será por fin, un final de semana de tranquilidad que podrá tener este apartamento.

No quiero descolgar el teléfono…por si acaso hubiese alguna urgencia, nunca se sabe.

Mira por donde que suena el teléfono, y pensé que seria una llamada que esperaba de Andorra desde ayer. ¡¡Pues no!!

Resulta que era el redactor de una revista literaria que practica las entrevistas por teléfono.

- - me dice - - que simplemente se trata de saber si he sido influido por los surrealistas.

--Le digo que no—Lo cual parece que no le cayó bien al señor.

En fin me dice en un tono un poco sarcástico - - no me dirá que ha sido influido por Kafka - - ¿verdad?

Como me gusta mucho el cachondeo, pues seguí con el señor telefónico para ver hasta donde termina esa historieta.

--Evidentemente - - le dije- - como a todo el mundo.

¡Seguro que Kafka esta con usted!-- me dice - -

Como un gilipollas, instintivamente mire a mi alrededor - - A si, estoy ahora mismo con el- - y colgué el teléfono.

Vuelve a sonar seguido el teléfono, y pienso en no descolgar pues será el Kafka, el pesado de los cojones…y si es la llamada que espero, o cualquier otra cosa importante…decido descolgar, ¿dígame?…una voz de mujer me dice:

--Buenos días, querido…Espero no molestarte…No te entretendré mucho ya se que el tiempo es oro e iré al grano…

Hay que desconfiar siempre de aquellos que dicen que iran sin rodeos y directos al grano.

Me gustaría informarle de un nuevo producto… ¡oiga…oiga!…y colgué el auricular.

No me gusta la propaganda y esta claro que quieren vender al precio que sea, y de la manera que sea a horas innecesarias

¡Otra vez suena el maldito teléfono! Esta vez será Andorra…descuelgo ¡¡¡diga!!!

¡¡¡Hola Ramón!!!…perdón creo que se equivoca…Si me he equivocado ¿Por qué me contesta?...vuelvo a colgar el auricular con furia desmesurada.

Un día de esos haré una crónica sobre el teléfono…Un día de esos que este tranquilo.

Empiezo a mirar mis papeles que están esparcidos por toda la mesa, cuando decido que hay que romper unos y guardar otros…Pero antes contestare al teléfono, esta sonando de nuevo.

Es un amigo.

--¡Anda, viejo! ¡Que charlatán estas esta mañana! Hace una hora que intento llamarte… ¿Verdad que no te molesto? Solo quería darte los buenos días…

¿Todo bien? Yo como siempre, igual. Bien, entonces llámame cuando quieras, y si no ya te llamare yo…En fin ya nos llamaremos… ¡Vaya, te dejo!...

¡Ah! Dime, ahora que te tengo, ¿no tendrías por casualidad el teléfono de Marisa?... ¿Lo tienes, verdad?

--¿Dónde escribiría el numero ese? Estuvo durante días encima de la mesa dando vueltas

¡¡¡Caray todo se me cae…!!! ¿Y si estuviera en la guía? Pues si ahí lo encontré, en la guía –se lo dije a mi amigo--.

--¡Inaudito!- - me dijo --

Inaudito que sea la guía de teléfonos el último sitio en que se busca un número de teléfono.

Deje el teléfono descolgado y me puse a dormir, descansar y volver a descansar y dormir mas y mas…una gozada

Cuando ya estaba dormido y disfrutando de la paz del hogar…repentinamente entra en la habitación mi hermana

Abriendo bruscamente mi armario que también es el de ella, comprueba que ya no puede ponerse ni aquello ni lo otro, y que le haría falta eso que naturalmente no tiene…vamos, que no tiene nada…

Yo creía que la chaquetilla de pelo de camello acerca del cual Mónica me había explicado, que en el momento de pagarla la dependiente le dijo que no solo le serviría durante las frescas noches de verano sino también en invierno.

--Le dijo--; Es una prenda que puede llevar tanto si va de viaje como si se queda en Barcelona, es una chaqueta de entretiempo…

¿Y ve usted ese tejido? ¡Le durara toda la vida!

No cabe duda que lo entendí al revés cuando me lo explico. Claro, se trataba de la vida del tejido, y no la vida de Mónica.

Porque aquello, al parecer, ya no hay quien se lo ponga.

Yo seguiré con mis cosas del año pasado y aire - -le dije--

¡Que cosas! … esas chicas de hoy día ni se aclaran, ni dejan dormir…ni nada de nada

¡¡¡URGENTE BUSCAR APARTAMENTO!!!

2 comentarios:

silicongirl dijo...

Hola!
No puedes imaginar cómo te comprendo.
Vivo en una urbanización de casas adosadas en la que los fines de semana todo el mundo tiene como hobby hacer bricolaje. Un horror.
Hay poquísimos domingos que pueda descansar y eso que a mi me encanta madrugar, pero no soporto que me despierten a martillazos.
El teléfono ya es otra historia.... deberían prohibir las llamadas comerciales a determinadas horas y, como actualmente estoy buscando trabajo, tengo que descolgar "por si me llaman de alguna empresa...".
Y de empresas pues si que llaman, pero para que compre un colchón o que apadrine a un niño...

En fin, que aunque no has querido dejar tu opinión en mi blog, decirte que estoy de acuerdo contigo en que la educación parte de casa aunque también estoy a favor de todo lo que se haga por civilizar a los niños de hoy en día, que más de uno está descontrolado.

Besitos y feliz comienzo de semana

Isi dijo...

Bueno, pues un consejo para cuando busques apartamento...¡cuidado con las ventanas abuhardilladas!.

He sentido el estrés como propio! que lo sepas! jeje.

Un beso!