lunes, 4 de abril de 2011

Detalles de una Boda que encontre por Internet

Detalles de la boda:


Relatos de comentaristas en Internet, de los cuales pongo unas pocas explicaciones que no tienen desperdicio.

--Oficia el tío abuelo de la novia, que es Obispo y se va por los cerros de Úbeda

... A mitad del larguísimo sermón lee una carta de S.S. (Su Santidad, incultos) con la bendición apostólica para los novios.

Si la carta es autentica, me juego el cuello que tiene espacios en blanco para rellenar con los nombres de cada uno.

--A la abuela en silla de ruedas la tienen que subir en volandas los camareros porque no hay rampa ni ascensor.

--La marcha nupcial a todo trapo, esta vez con arreglos de guitarra heavy…Inenarrable. --


Primera boda que voy en la que no se permite fumar, y por supuesto la gente fumaba tan normal. --Como todo tiene su parte positiva, yo me hinche de nécoras ya que todo el mundo me daba la suya porque no sabían comerlas.

--Cuando llega la conga es el momento para meter mano. Hay que colarse bien en la fila y, ¡Ya esta!

--Otro momento bueno es cuando ponen salsa y puedes aprovechar para arrimar la cebolleta. ¡Vale!, lo se, es vulgar, ¿y que? El que este libre de pecado que tire la primera piedra, que todos nos hemos dado de codazos para ponernos detrás de la amiga buenorra de la novia para la ¡Conga-eh-¡ ¡de Calipso-eh! ¡-va y viene-eh! – y lo que sigue que ni me acuerdo.


--A mi lo que más me pone es la novia chupando la espada, y ver al novio pensado en las musarañas.


Otro comentarista dice que:

Añadiría mas cosas:

--La faena que tiene uno al principio para distinguir a un invitado del resto de lo camareros.

--El del tipo cincuentón o cuarentón que, to guarro Whisky, le tira los trastos a la novia del hermano del novio.

--El listo que se pone a cambiar los cartelitos de los que ponen en las mesas.

--La bronca entre el fotógrafo de la iglesia y el fotógrafo de los novios.

--La siguiente bronca entre el fotógrafo del restaurante y el que traen los novios --La cara de delincuente que pone el disc jockey.


Y mas cosas…


Hay bodas que es mejor ni asomarse